Consejos y Casos

Pensar a pequeña escala: cómo los hábitos son la clave para mantener el nivel de productividad

Pensar a pequeña escala: cómo los hábitos son la clave para mantener el nivel de productividad

Publicado por Taylor Pipes el 24 Marzo 2017

Publicado por Taylor Pipes el 24 Marzo 2017

Si eres como la mayoría de la gente, el pasado diciembre te marcaste algunos propósitos de Año Nuevo. Tenías la firme intención de completar todas las propuestas para mejorar tu vida personal y profesional.

Ahora que estamos en el tercer mes de 2017, la cruda realidad es que, por ahora, una parte importante de la población ha abandonado los propósitos habituales. Según un informe de investigación de la Universidad de Minnesota, el 40 por ciento de los que emprendimos el viaje del cambio y la autorrenovación, lo abandonamos antes de llegar al Día de San Valentín.

Psicología del cambio

Entonces, ¿por qué abandonamos nuestros propósitos antes de llevarlos a cabo?

“El problema es que nos ponemos una carga muy pesada y exigente encima con los propósitos de Año Nuevo para mejorar nuestra situación por nosotros mismos” dice Jelena Obradovic, profesora asistente de la Universidad de Stanford, cuya investigación se centra en el desarrollo psicológico.

“Para realmente cambiar, y que el cambio persista, a veces esas barreras también tienen que cambiar”, explica. La mayor parte del tiempo, los obstáculos externos constituyen la mayor barrera para nuestros objetivos. Tal vez los costes para apuntarse a un programa de entrenamiento son prohibitivos, o la presión del trabajo y sus exigencias requieren gran parte de nuestro tiempo libre. A veces, para que podamos cambiar, necesitamos reconocer los obstáculos que lo dificultan.

Si has llegado al mes de febrero, formas parte de un grupo selecto: más del 40 por ciento de los estadounidenses abandona sus propósitos a las pocas semanas de comenzar el año. Pero, si no lo has hecho todavía, hay buenas noticias. Aquellos que continúan y, finalmente, logran sus propósitos por lo general lo hacen después de haber fracasado cinco o seis veces. Se necesita tiempo y mucho esfuerzo. A pesar de que los propósitos de Año Nuevo son principalmente un concepto occidental, la recalibración y la renovación anual es una mentalidad completamente festiva que ocurre en todo el mundo en febrero, marzo e incluso en verano.

Entonces, ¿qué tal si volvemos a empezar?

No necesitas plazos arbitrarios como el cambio de página simbólico de un calendario para desafiarte a experimentar un cambio rápido y gratificante. Puedes volver a empezar donde lo dejaste la última vez que lo intentaste, y empezar a implementar cosas que son significativas en tu vida a día de hoy. Si has abandonado tus propósitos (o si todavía está trabajando en ellos), a continuación te mostramos algunas tácticas sencillas que puedes implementar y que te ayudarán a recuperar el rumbo y a mantenerlo bien entrado el año.

Hábitos difíciles de romper

Cuando llega enero y decidimos hacer más ejercicio, beber menos y desconectar de las redes sociales, resulta útil recordar que estas cosas se han convertido en hábitos; comportamientos automáticos que dictan determinadas partes de nuestro día. Existe un motivo por el que deseas coger esa gran bebida con cafeína cada mañana o encender la televisión después de un largo día de trabajo. Son respuestas condicionadas.

Para romper viejos hábitos, el mejor enfoque es crear otros nuevos. Todo es cuestión de ciencia. A continuación te mostramos cómo puedes cambiar tus viejas costumbres.

  1. Empieza a pequeña escala. La formación de hábitos debe ser gradual. Nuestros propósitos a veces fallan porque a menudo son metas audaces. Esos grandes objetivos se convierten rápidamente en sueños imposibles. Si quieres hacer más ejercicio, modifica tu rutina diaria para que pueda incluir acciones más pequeñas que representen tu propósito: ve caminando al trabajo o sube las escaleras en lugar de ir en ascensor. Si este año quieres leer más libros, lee durante el descanso del trabajo, o antes de acostarte. ¿Deseas desconectar y vivir más en el mundo real? Deja de enviar mensajes de correo electrónico cuando salgas del trabajo y céntrate en ti mismo o en tu familia.
  2. Asocia acciones. Elige un hábito positivo existente en tu vida y asóciale una nueva acción. Si ya lees cada día, pero quieres leer más, desafíate a leer uno o dos capítulos cada día. Si escribes, desafíate a escribir un fragmento de alta calidad o un capítulo entero en un periodo de determinado. Si corres un kilómetro, intenta correr dos, o suma diez minutos más a tu rutina de entrenamiento. Haciendo esto, estás añadiendo señales positivas que ayudan a estimular tu hábito.
  3. Implementar la nueva acción. Para empezar a sentirte cómodo con tu nuevo hábito, practícalo al menos durante una semana. Para que un hábito se adquiera realmente, deberás desarrollar una respuesta condicionada a la nueva acción al menos de tres a siete veces durante la primera semana. No importa cuál sea tu acción, no la compliques. Cuanto más sencilla sea, más fácil será encajarla en tu rutina diaria.

Por ejemplo:

  • Crea una nota para escribir cada día y ponla en tu lista de tareas diarias en Evernote.
  • Imprime una nota que te recuerde que debes “caminar diez minutos más” y ponla en algún lugar visible, como en la nevera, monitor del ordenador o el volante.
  • Añade un recordatorio de Evernote para poner un ingrediente saludable en tu zumo cada mañana.

Aspira a largo plazo pensando a pequeña escala

Uno de los factores más importantes para seguir comprometido con tus propósitos a largo plazo implica pensar a pequeña escala. Las personas más exitosas son capaces de establecer y centrarse en crear o cambiar hábitos a largo plazo, en lugar de estar dictados por ráfagas de actividad seguidas de un agotamiento eventual.

Pocas cosas ejemplifican el poder de la pequeña tarea como Kaizen; una filosofía empresarial japonesa relacionada con la mejora continua de las prácticas de trabajo y la eficiencia personal.

El escritor Robert Maurer es un experto en kaizen y escribió el libro, Un pequeño paso puede cambiar tu vida: El método Kaizen, que describe sobre cómo el proceso utiliza pasos pequeños, sencillos y consistentes para crear un cambio duradero y un impacto significativo.

La visión de Maurer sobre el Kaizen como una metodología para solucionar problemas está enraizada en la sabiduría de hace 2000 años de Tao Te Ching: ” La travesía de mil millas comienza con un paso”.

Con el fin de mantener los objetivos del propósito, implementa esta metodología utilizando el método Kaizen para eliminar las barreras que te bloquean. Es increíblemente difícil, incluso para la persona más inspirada, acabar con un hábito inmediatamente. En lugar de ello, céntrate en cambios significativos y positivos eliminando los obstáculos que te impiden alcanzar tus metas.

En el fervor que rodea los propósitos de Año Nuevo, podemos matricularnos en el gimnasio, creyendo que todas las cintas de correr y las clases nos ayudarán a alcanzar nuestro objetivo. Pero no transcurre mucho tiempo hasta que nos damos cuenta de que la vida se interpone en el camino: reuniones, trabajo y demandas de nuestras vidas personales.

El método Kaizen sugiere elegir una cosa muy factible y pequeña. En lugar de adquirir un gran compromiso con un gimnasio y apuntarte a un montón de clases (para luego no ir), podrías esforzarte e ir caminando al trabajo cada mañana o caminar veinte minutos cada día durante la hora de comer. Robert Maurer sugiere explícitamente elegir una sola cosa y adherirse a ella durante al menos treinta días:

“El cambio radical es como subir una gran montaña empinada; puede que te quedes sin aire antes de llegar a la cima, o que pensar en todo el trabajo que tienes por delante haga que te des por vencido antes de empezar. Existe una alternativa…. y lo único que se necesita es poner un pie delante del otro”, dice Maurer.

Tanto si has empezado tus propósitos de Año Nuevo con una energía renovada, o si sigues dejándote llevar, esperamos que algunas de estas tácticas menores (sin menospreciarlas) te ayuden a conseguirlos.

Premium

Evernote Premium

Actualízate para obtener funciones que te ayudan a vivir y trabajar de forma más inteligente.

Hazte usuario Premium
Ver más casos en 'Consejos y Casos'

No se admiten más comentarios.