Consejos y Casos

Cómo puede la técnica Feynman ayudar a mejorar tu trabajo profundo

Cómo puede la técnica Feynman ayudar a mejorar tu trabajo profundo

Publicado por Taylor Pipes el 11 Agosto 2017

Publicado por Taylor Pipes el 11 Agosto 2017

¿Alguna vez has tenido un compañero de trabajo que utilizaba jerga empresarial, o un profesor que explicaba las cosas con un lenguaje difícil de entender?

No estás solo. La técnica Feynman para la enseñanza y la comunicación es un modelo mental (un desglose de su proceso de pensamiento personal) para transmitir información utilizando ideas concisas y un lenguaje sencillo. Esta técnica se deriva de los métodos de estudio de Richard Feynman cuando era estudiante de Princeton. Feynman fue pionero en el campo de la electrodinámica cuántica y actualmente es considerado uno de los físicos más importantes de todos los tiempos.

En esencia, la técnica Feynman consiste en:

  1. Identificar el tema

Anota todo lo que sabes sobre el tema. Cada vez que encuentres nuevas fuentes de información, añádelas a la nota.

  1. Enséñaselo a un niño

Si puedes enseñarle un concepto a un niño, tienes mucho camino recorrido.

Empieza con una nota en blanco y escriba el tema que quieres enseñar. A continuación, debajo de ese tema, escribe todo lo que sabes sobre él. Pero el truco es escribirlo de manera clara y sencilla, para que un niño pueda entender de qué estás hablando.

Hacer esto tiene en cuenta algunas cosas:

Hablar en términos claros: los niños no entienden una jerga o un léxico de vocabulario denso. La ciencia está llena de terminología compleja, razón por la cual los diagramas de Feynman se volvieron tan valiosos. Sus gráficas ilustraban cosas sobre las que otros científicos impartieron charlas maratonianas.

Cuando hablamos sin jerga, nos vemos liberados de escondernos detrás del conocimiento que no tenemos. Las palabras difíciles y la jerga empresarial nos impiden ir al grano y transmitir nuestro conocimiento a los demás.

Brevedad: la capacidad de atención de un niño requiere que expongas los conceptos como si estuvieras lanzando una idea empresarial durante un corto viaje en ascensor. Será mejor que expongas el concepto antes de que esas puertas se abran. Los niños tampoco tienen la habilidad, ni la capacidad mental, para entender durante más tiempo que ese.

Si tuvieras dificultades para apuntar ideas en tu nota, te queda bastante por mejorar. Aquí es también donde el poder de la creatividad puede ayudarte a alcanzar nuevos niveles en el aprendizaje.

Para Feynman, gran parte del placer de la ciencia residía en este primer paso, desentrañarsus niveles de comprensión.

  1. Identificar tus lagunas de conocimiento

Este es el punto en el que se produce el aprendizaje real. ¿Qué te falta? ¿Qué no sabes?

Destacar las lagunas de conocimiento te ayudará a la hora de guardar y organizar tus notas en una historia coherente (que es el siguiente paso). Ahora puedes consultar tu material original (notas de la conferencia, ideas, etc.) cuando te surjan preguntas sobre cuánto sabes sobre tu tema.

Si no sabes algo, consulta los libros. Vuelva al material original y recopila información que te ayude a rellenar los vacíos.

  1. Organizar + simplificar + Contar una historia

Empieza a contar tu historia. Reúne tus notas y empieza a contar un cuento utilizando explicaciones concisas. Une las partes más importantes de tu conocimiento sobre el tema.

Practica leyendo tu historia en voz alta. Simula que estás contándole la historia a un aula de estudiantes. De esta manera, sabrás en qué parte el lenguaje deja de ser simple. Los traspiés podrían indicar ideas incompletas.

Utiliza analogías y frases simples para fortalecer tu comprensión de la historia.

Esta frase, escrita por Feynman, resume el poder de esta técnica. Lo que empezó como una pregunta sobre nuestra existencia se ha traducido a una sola frase que un estudiante de secundaria puede entender.

“Todas las cosas están hechas de átomos, pequeñas partículas que se mueven en movimiento perpetuo, atrayéndose unas a otras cuando están a poca distancia, pero repeliéndose al ser apretadas las unas en otras”.

Básicamente, Feynman dice que si no sabes nada sobre física, el conocimiento científico más esencial para entenderla es que todo está compuesto de átomos. En una frase simple, Feynman transmite la existencia fundacional de nuestro universo. Es una clase magistral no solo para los científicos, sino para los escritores de cualquier tipo. Llegar a la hipótesis en tan pocas palabras como sea posible. Evitar el lenguaje tonto y verborreico.

Hacer que las cosas se recuerden para siempre

La próxima vez que mires una página vacía de la libreta, piensa en convertir esa página en una oportunidad. Esta técnica está diseñada para ayudarte a estudiar para los exámenes y aprender nuevos temas, pero puede adaptarse fácilmente para realizar un trabajo profundo. Dedicar una libreta a un lugar donde tu conocimiento puede crecer y tus ideas evolucionar, y proporcionar inspiración para seguir un camino de aprendizaje continuo crítico a los fundamentos de un trabajo más profundo y significativo.

Premium

Evernote Premium

Actualízate para obtener funciones que te ayudan a vivir y trabajar de forma más inteligente.

Hazte usuario Premium
Ver más casos en 'Consejos y Casos'

No se admiten más comentarios.