Consejos y Casos

¿El secreto del trabajo remoto? No tiene que ver solo contigo

¿El secreto del trabajo remoto? No tiene que ver solo contigo

Publicado por Jessi Craige el 12 Enero 2018

Publicado por Jessi Craige el 12 Enero 2018

Cuando se menciona el trabajo remoto, puede evocar todo tipo de nociones. Personas trabajando en pijama. Trabajadores remoloneando. Una cultura de equipo desconectado, tal vez incluso disfuncional. Algunos siguen pensando que debes estar sentado en la oficina de 9 a 5 para hacer tu trabajo. Algunas empresas como IBM incluso están volviendo a traer a todos los trabajadores remotos de vuelta a la oficina.

Pero luego hay otras como GitLab, Buffer, y Zapier, que “solo trabajan de forma remota”, con todos los trabajadores esparcidos. Se considera que existen varias ventajas, incluida la flexibilidad adicional y el aumento de la productividad que se consiguen al evitar desplazamientos y cubrir más zonas horarias (sin mencionar el equilibrio entre la vida laboral y familiar para los empleados y los ahorros generales para la empresa).

La mayoría de las empresas todavía no trabajan de forma totalmente remota. Pero todos trabajamos y colaboramos de forma remota de cierta manera, puede que ocasionalmente disfrutemos del “Día de trabajo desde casa” o trabajemos virtualmente con compañeros de equipo y otras oficinas que están dispersos por todo el mundo. De hecho, una encuesta de 2015 constató que el 37 por ciento de los trabajadores de EE. UU. ha cumplido con sus deberes laborales cuando no estaban trabajando desde la oficina, en comparación con solo el 9 por ciento en 1995.

El trabajo remoto no se trata solo de tu productividad individual… tienes que descubrir cómo trabajar en colaboración como un equipo remoto.

A medida que el trabajo remoto pasa a formar parte de la estructura de nuestra vida laboral, debemos encontrar formas de adoptarlo y hacerlo mejor. El primer paso en ese viaje es recordar que el trabajo remoto no se trata solo de tu productividad individual cuando no estás en la oficina; también tienes que descubrir cómo trabajar en colaboración con un equipo remoto o virtual.

Así que hemos reunido algunos consejos para que las personas y los equipos puedan aprovechar el trabajo remoto al máximo.

Consejos ser productivos fuera de la oficina

  • Crea algunos límites. Incluso si no tienes espacio para tener una oficina en casa, es importante crear un espacio de trabajo dedicado. Si trabajas desde la comodidad de tu cama, puede ser más tentador hacer una siesta. (También puede hacer que resulte más difícil conciliar el sueño cuando llega la hora de acostarse).
  • Establece una rutina. Cuando no tienes que desplazarte, consigues un tiempo valioso en tu día. Pero con horas adicionales (y más flexibles), aún debes tener pensar en cómo estructurar tu día. Adoptar una rutina puede ayudarte a ser más productivo y creativo
  • Haz descansos. Puede resultar difícil “desconectar” cuando trabajas y vives en el mismo sitio. Pero es importante recordar que puedes y debes hacer descansos. Evita la sensación de querer subirte por las paredes yendo al gimnasio, sacando al perro o yendo a tomar un café.
  • Comparte tu estado a través de reuniones programadas o simplemente actualizando tu estado en la herramienta de chat, asegúrate de que te estás comunicando con el resto de tu equipo. Si te desconectas, proporciona un contexto adicional sobre por qué y cuándo volverás a estar conectado con un mensaje.
  • Haz un vídeo. Puedes sentir la tentación de no enseñar tu cara (especialmente si vas en pijama), pero cuando puedas, mantén reuniones por vídeo en lugar de solo llamadas. La interacción cara a cara tiene miles de señales no verbales. Sin vídeo, te estás perdiendo todas esas señales y tu oportunidad de crear relaciones.
  • Ten en cuenta las zonas horarias. Si tienes un compañero de equipo en Europa que siempre se queda hasta tarde esperando tus llamadas semanales, ofrece cambiar el horario de la reunión para que puedas compartir los inconvenientes que surgen al trabajar en diferentes zonas horarias.

Consejos para hacer que un equipo remoto funcione

  • Establece algunas normas básicas para la comunicación del equipo. En una reunión en persona o virtual con el equipo, uníos para decidir unas “normas de equipo” para comunicaros. Averigua en qué situaciones deberíais utilizar todos una videoconferencia, llamadas telefónicas, chat o enviaros un correo electrónico, y estableced un orden de preferencia. Acordad algunas normas básicas, como “no utilizar la copia oculta en los correos electrónicos” para que todos tengan claro lo que no deben hacer. Es importante que este sea un esfuerzo conjunto, con contribuciones de todo el equipo (no solo una directiva dictada por el líder).
  • Ponte en contacto con el equipo. Si es posible celebra reuniones por videoconferencia con todo el equipo. Mira las caras de todo el mundo y deja tiempo para mantener conversaciones informales para ayudar a crear esas relaciones personales y lazos de equipo.

Si eres un líder, debes orientar, desarrollar y, a veces, mantener conversaciones difíciles con las personas que lideras, todo de forma remonta. Organiza reuniones por vídeo individuales con tus subordinados directos. Intenta dar tu opinión en ese entorno en lugar de enviarlo por correo electrónico, ya que puede malinterpretarse.

  • Contrata a buenos comunicadores. Al contratar, a menudo nos centramos en habilidades concretas, experiencia anterior y cuestiones culturales. Pero cuando creas un equipo remoto, también debes evaluar las habilidades virtuales. El trabajo remoto requiere buenas habilidades de escucha, comunicación y colaboración. Habla con los candidatos de la misma manera que les hablarías en el trabajo durante el proceso de la entrevista: en persona, por teléfono, por vídeo y por correo electrónico.
Premium

Evernote Premium

Actualízate para obtener funciones que te ayudan a vivir y trabajar de forma más inteligente.

Hazte usuario Premium
Ver más casos en 'Consejos y Casos'

No se admiten más comentarios.